CHESTE 2009

Mi amigo Poli me regaló unas entradas para ver el campeonato mundial de motociclismo en Cheste, la verdad es que me hacía mas ilusión pasar un fin de semana con el y su familia que otra cosa, y la verdad es que es emociónate ver las motos de pasar a toda velocidad, sobre todo las de moto GP. El ambiente era buenísimo, daba igual cual era tu piloto preferido, allí estaban todos mezclados sin problemas.
Nunca había visto a Poli  tan emocionado, se le ponía la carne de gallina.